Very fan: Las casas de moda parisinas.

Very fan: Las casas de moda parisinas.
4 octubre, 2017 gofansgo!
In Blog
 

 Volvemos a viajar al pasado para cotillear a las damas de la sociedad de París, Londres o Nueva York, y su peregrinaje anual a los famosos salones de moda de París para elegir el fondo de armario de las próximas temporadas.

En 1910, para una mujer verdaderamente elegante y rica, visitar los grandes salones de moda de París, era casi una obligación que debía incluir en su agenda social, sí o sí.  Más allá de la “necesidad”, acudían a ello no sólo para aprender sobre las últimas tendencias de moda, sino para ser vistos por otros en la sociedad. Una señora al entrar en uno de estos grandes couturiers, no sabía exactamente lo que iba a terminar comprando ¿Tal vez un vestido para pasear, una capa de viaje, un sombrero repleto de plumas de marabú o un maravilloso vestido de noche? Eso sí, siempre que el marido de turno o la rica heredera pudiera permitirse tanta galantería y un buen shopping. 
¿Entramos? 

Las clientas eran siempre atendidas en la tienda con un trato exquisito, una atención personalizada que ni Julia Roberts en Pretty Woman.  

Los maniquíes eran cuidadosamente vestidos para enseñar a los clientes los modelos en exposición. 

Departamento Textil. En una bonita galería con luz natural se seleccionaban las telas para su posterior confección. Toquen y vean. 

Departamento de tocados. En esta parte se preparaban los tocados siguiendo los patrones, se peinan las plumas y se prueban uno a uno. El control de calidad era de lo más artesano, la alta costura de la época. 

Última planta del taller, justo debajo del tejado. 

Hora del descanso. Los empleados comían en largas mesas, y en el menú no podía faltar queso, pan y vino. 

Las blusas de encaje era cosa de mujeres.

Departamento de pieles. Junto a los tocados y sombreros, las pieles formaban parte del fondo de armario de la época en forma de guantes y estolas. El sistema de iluminación era bastante curioso. 

Departamento de Bordadoras. A la derecha, dos máquinas de bordado horizontal todo un avance para la época. 

La sección de patronaje y diseño. Aquí se trabajaba sobre papel, ni Photoshop ni Illustrator que valga.

El diseñador,  con palo incluido- al estilo Christian Dior-  señala los últimos retoques sobre el vestido que lleva la modelo.

Los modelos que trabajaban para los diferentes salones, tenían un duro día de trabajo. A menudo tenían que permanecer inmóviles y encorsetadas de arriba a abajo, con una mirada serena, mientras las clientas potenciales se decidían. “Anda de nuevo hacia nosotras”, “date la vuelta” “gira a la derecha”…. Y así con cada vestido que se probaban. 

En esta foto se aprecia  la moda de los sombreros Cartwheel que se hizo popular en los años previos a la Primera Guerra Mundial. El periódico Milwaukee Sentinel describió la nueva moda en 1914 de la siguiente manera: “No te asombres si ves una mujer elegantemente vestida con un sombrero de enormes proporciones … Los nuevos sombreros grandes son de ala ancha y tienen coronas bajas, que no se distinguen cuando el sombrero está desgastado, por lo tanto, se asemejan a las ruedas de carreta“.  De ahí el nombre. Los primeros sombreros estaban confeccionados con terciopelo, tafetán o seda; algunos incluyeron flores, pieles o adornos de plumas como el de la foto. Estos sombreros fueron lo más “in” combinándolos con vestidos que marcaban la silueta. Eso sí, no eran aptos para todos los bolsillos, queridas. 

 Las aves de presa en la pared dan un toque tan Art Nouveau…

Departamento de embalaje, donde se guardaba cuidadosamente cada vestido, cada blusa y cada sombrero entre papeles de tisú perfectamente plegados con esmero y mesura. 

Y tras todo el proceso… paquetes listos para enviar. Mucho mejor que Amazon. 

 · Feliz semana ·

Sigue las aventuras y desventuras de esta pobre abaniquera en FacebookInstagram y Pinterest. ¡Y que corra el aire! 

¿Aún no conoces la nueva colección Cloché? Haz click en la foto de abajo y déjate contagiar por los años 20. Glamour y frescor a partes iguales. Y estamos de REBAJAS,

ou yeah! 

Fuentes consultadas para este post: 

 Missy ness wikipedia  Pinterest

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies